Dispone la Ley que escuelas también se vigilen fuera de horario de clases

Gobierno del Estado de Colima
Mariscos La Huerta Manzanillo
   

Manzanillo, Col.- El Congreso Local adicionó a la Ley de Educación del Estado de Colima la Sección “De la Seguridad en las Escuelas”, la cual establece que las autoridades educativas deberán organizarse para el resguardo y protección de las planteles fuera de horario escolar.

Ante los robos a escuelas presentados en diversos municipios del Estado, la Legislatura estimó necesario fortalecer la coordinación de las autoridades educativas con los tres órdenes de gobierno.

Así, por disposición legal, las autoridades deberán organizarse para el resguardo de las instalaciones escolares fuera de horario de clases o cuando se encuentren sin personal administrativo y alumnado, debiendo denunciar ante la autoridad competente cuando el plantel educativo sea objeto de robo o daño en las instalaciones o sea objeto de cualquier otro delito.

Elaborado por la Comisión de Educación y Cultura del Congreso del Estado, el dictamen a favor de la reforma indica que la autoridad educativa estatal deberá coordinarse con las autoridades municipales, estatales y federales para salvaguardar la integridad física de los educandos.

Esa coordinación será también para vigilar que en el interior o en los alrededores de los planteles educativos no se distribuyan o consuman drogas psicotrópicas o enervantes, debiendo acudir a las autoridades correspondientes a denunciar cualquier hecho en este sentido.

También las autoridades educativas deberán implementar programas permanentes de prevención y detección de conductas que impliquen violencia física o psicológica entre el alumnado, conforme lo dispone la Ley de Seguridad Integral Escolar para el Estado de Colima.

Joel Padilla Peña, autor de la iniciativa y presidente de la Comisión dictaminadora, estimó que la reforma aprobada genera una estrategia de seguridad que puede disminuir considerablemente el consumo y venta de alguna droga en las instituciones académicas del Estado, así como la prevención de algún otro delito en un entorno escolar.