Necesario, crear conciencia de la propiedad y del registro de patentes: Krauss Torres

*La UdeC cuenta con 26 distintivos que incluyen marcas, avisos comerciales, además de 10 patentes y cuatro modelos de utilidad.

“La falta de conocimiento sobre los beneficios del registro de marca y protección a la propiedad intelectual, provoca que los propietarios pierdan sus negocios o inicien juicios para recuperar su patrimonio”, comentó la directora del Programa de Propiedad Intelectual de la Facultad de Derecho de la Universidad de Colima, Olga Alicia Krauss Torres.

Dijo que hay casos en los que las personas se aprovechan del nombre y prestigio de los negocios para crear una copia o imitar a éstos para atraer clientes, “confundiendo a los consumidores, haciéndose pasar por una sucursal”.

“Incluso hay quienes han copiado el negocio y pedido a quien tuvo la idea original que se quite, alegando que ya tiene el registro de la marca. Muchos acceden por miedo y quitan su negocio. Sin embargo, los creadores de la idea pueden asesorarse para recuperar el negocio porque ellos tuvieron el primer uso, y el Derecho dice que quien es primero en tiempo es primero en Derecho, entonces la otra persona sería la infractora”, agregó.

De lo anterior, recalcó la importancia de crear más conciencia acerca de la propiedad intelectual, del registro de marcas y patentes.

“Al realizar el registro se adquieren los beneficios de proteger su negocio o invento, impedir que otras personas lo usen y saquen provecho, y cuando alguien quiera poner algo muy similar o igual, se podrán defender”, agregó Olga Alicia Krauss.

En el caso de la Universidad de Colima, dijo que actualmente tiene 26 distintivos que incluyen marcas y avisos comerciales, entre ellos el del Ballet Folclórico, además de 10 patentes y cuatro modelos de utilidad creados por académicos de la máxima Casa de Estudios.

Por último, dio a conocer que los interesados en registrar sus marcas o inventos, pueden acudir al Programa de Propiedad Intelectual de la Facultad de Derecho para recibir asesoría, o bien a la Secretaría de Economía, donde además podrán realizar el registro a través del Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI).