La cerámica precolombina de Colima, una de las mejores en Mesoamérica: Experto

Hotel & Suites Plaza Manzanillo
Gobierno del Estado de Colima
Mariscos La Huerta Manzanillo
   

*El arqueólogo investigador del Instituto Nacional de Arte e Historia, Delegación Colima, Saúl Alcántara, impartió una charla sobre el tema a un grupo de estudiantes del Bachillerato 4, en el campus de Villa de Álvarez.

Como parte de las Jornadas Culturales de Arte Popular “ArteSano”, que realiza el Museo Universitario de Artes Populares de la Universidad de Colima, tocó el turno a la participación de la cerámica precolombina de Comala, reinterpretada en la actualidad por hábiles y detallistas artesanos.

“El acabado de la cerámica, específicamente de la época de las tumbas de tiro, es casi perfecto. La nuestra es de las mejores culturas que hizo cerámica en el mundo, y particularmente en Mesoamérica”, dijo el arqueólogo investigador del Instituto Nacional de Arte e Historia, Delegación Colima, Saúl Alcántara, durante su charla con un grupo de estudiantes del Bachillerato 4, en la Explanada de la Plaza del 70 Aniversario que se ubica en el campus de Villa de Álvarez.

Saúl Alcántara resaltó lo bien estilizada que es la figura en barro del Perro colimote: “Es increíble lo bien recreada, en la época prehispánica, que está la figura”. Para él, es importante que los jóvenes conozcan las raíces de esta actividad y cómo los artesanos han reinterpretado la cerámica prehispánica en la modernidad.

“Los artesanos están usando técnicas prehispánicas con acabados muy bien hechos”, remarcó, y apuntó que “a los arqueólogos esta reinterpretación nos enfrenta a piezas que a veces resulta difícil determinar si son originales o réplicas”.

Durante el recorrido por la expo “Reinterpretación de la cerámica precolombina de occidente”, los alumnos conocieron las piezas del artesano Guillermo Ríos y algunas creaciones de la artesana María Martell, quien expuso piezas de cerámica lijada y otras bañadas con tizate (polvo que da la apariencia de estar recién sacadas de la tierra).

Las creaciones de María Martell son herencia del oficio de su esposo, el artesano José Natividad Macías, y junto con sus hijas reproduce a detalle y a conciencia Perros colimotes en diferentes posturas y con diversos objetos en el hocico, así como pericos y vasijas similares a las encontradas en las tumbas de Colima. Todo se realiza en su pequeño taller de Andador Camichin 903.