Elementos de la DSP Colima realizan labores de limpieza, no tienen responsabilidad de brindar seguridad a los capitalinos: Insúa

Gobierno del Estado de Colima
Mariscos La Huerta Manzanillo
   

Colima, Col.- La seguridad pública del municipio de Colima es responsabilidad del Gobierno del Estado, aseguró el alcalde capitalino Héctor Insúa García, durante la reunión de trabajo que la tarde de este martes sostuvo con diputadas y diputados locales.

El alcalde capitalino manifestó que es difícil explicarle a los ciudadanos las competencias y facultades de cada autoridad; “la gente no entiende y sólo quiere respuestas a sus problemas. No debemos evadir los compromisos, que cada quien asuma la responsabilidad que le corresponde”.

Aunque reconoció que el artículo 115 de la Constitución de la República establece la seguridad pública como una función del municipio, el Presidente Municipal de Colima mencionó que con base en un artículo transitorio de la reforma a ese artículo y en un convenio de colaboración entre el Gobierno del Estado y el Ayuntamiento de Colima, la seguridad pública en la capital la presta la autoridad estatal.

En ese sentido, dijo que al gobierno de la Ciudad de Colima únicamente le competen las tareas de prevención del delito, “sin embargo en el ámbito de nuestra competencia hemos venido colaborando en todas y cada una de las reuniones de trabajo en este tema”.

Admitió que su gobierno no ha manifestado interés expreso alguno por asumir la función de la seguridad púbica, por lo que el Gobierno del Estado continúa ejerciendo esa responsabilidad de manera exclusiva.

Durante la comparecencia, Nicolás Contreras, diputado independiente, mencionó que aunque la responsabilidad de brindar la seguridad compete al Gobierno Municipal, el tercer artículo transitorio de la reforma constitucional del 30 de septiembre del año 2000, establece que “en caso de negativa del Ayuntamiento de Colima para asumir la función y el servicio de policía preventiva, la facultad que actualmente ejerce de sancionar a quienes infrinjan los reglamentos gubernativos o de policía serán trasferidos al Gobierno Estatal”.

Sin embargo, el presidente municipal Héctor Insúa reconoció y acepta que el Ayuntamiento a su cargo posee un Centro Preventivo Municipal, que los policías están facultados para sancionar las faltas administrativas y que sí recaudan multas por ese concepto.

“Es incongruente e ilegal que no se preste el servicio, pero en cambio si se sancione y se cobren las multas por ese concepto”, cuestionó el diputado Nicolás Contreras.

En ese sentido, el legislador independiente indicó que a pesar de que el alcalde capitalino desconoce la responsabilidad del municipio en materia de seguridad, su administración sanciona y recauda las multas correspondientes a dicho rubro, apelando a un convenio de hace siete años, que por ninguna razón puede estar por encima de la Constitución, aceptando que su Ayuntamiento sanciona, recauda y dispone de dichos recursos económicos, aún cuando no ejerce a plenitud la responsabilidad de brindar seguridad a la ciudadanía del municipio.

En otra parte de la comparecencia, se expusieron fotografías y versiones periodísticas donde elementos de seguridad pública y vialidad realizaban labores de limpieza en diversas colonias del municipio capitalino, asegurando el alcalde que dicha labor se hizo de manera voluntaria por dichos elementos, fuera de sus turnos de labores y sin un pago extra por esa actividad.

Insúa manifestó que en esa campaña de limpieza participa el propio alcalde, los directores y demás funcionarios municipales para tener una ciudad más limpia, y admitió que los agentes de seguridad ciudadana y vialidad continuarán haciendo esa actividad.

Finalmente, se le cuestionó al alcalde que los policías ganen 8 mil 261 pesos al mes y no se preste el servicio de manera total a la población, y se haya tenido un gasto total de 7 millones 500 mil pesos para la realización del Festival Internacional del Volcán, de los que un millón 500 mil aportó la comuna, dinero con  el que  pudo pagarse el salario de un año a 15 policías.