Para evitar desabasto de energía eléctrica termo de Manzanillo seguirá quemando combustóleo

Gobierno del Estado de Colima
Mariscos La Huerta Manzanillo
   

Manzanillo, Col.- Con base a las observaciones hechas por las Delegaciones de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) respecto a las emisiones de la Termoeléctrica “General Manuel Álvarez” de Manzanillo, la Delegación de la Secretaría de Gobernación citó a los integrantes  del Gabinete del Sector, para analizar la problemática que enfrenta esa empresa y se acordó informar a la población en general y en particular a la de Manzanillo, que la Comisión Federal de Electricidad seguirá realizando pruebas de mezcla de combustible menos contaminante, en las próximas semanas, para estar en condiciones de continuar generando energía eléctrica, atender la demanda del país y evitar realizar cortes de luz.

Con el propósito de dar atención a la demanda de información de la sociedad manzanillense respecto a la situación que guarda la Termoeléctrica de Manzanillo, se reunieron con el Delegado de la SEGOB, Luis León Aponte, el Secretario Técnico del Gabinete de Medio Ambiente, Nabor Ochoa González, Delegado de la SEMARNAT; el delegado de la PROFEPA, Ciro Hurtado Ramos; Ángel Vasconcelos Acosta, Jefe de Departamento Ambiental;  Ricardo Ferreyra Lemus, Supervisor del Departamento Civil; y, la subdelegada de Coordinación con Delegaciones Federales de la SEGOB, Norma Gutiérrez Flores.

Vasconcelos Acosta expuso que con el fin de garantizar el suministro de energía eléctrica para la zona occidente del país, la CFE ha venido realizando pruebas técnicas para aumentar la generación de energía eléctrica en la Central Termoeléctrica de Manzanillo, cumpliendo con todas las normas ambientales en materia de emisiones a la atmósfera, según quedó establecido en el dictamen de la Entidad Mixta de Acreditación (EMA).

Asimismo, dio a conocer que el próximo 29 de mayo iniciarán un nuevo periodo de pruebas de combustión con una duración de 3 semanas aproximadamente, utilizando una mezcla de gas natural y combustóleo importado de mayor calidad, para evitar el desabasto de energía eléctrica a nivel nacional, por la falta de equipo de generación disponibles derivados de la falta de los suministros de los energéticos, y en el caso de las hidroeléctricas por la falta de agua en las presas por el retraso de temporal de lluvias y la amenaza de lluvias escasas para la presente temporada de lluvias.