Reforman la Ley para que trabajadores públicos gocen permiso de paternidad

 

 

 

 

 

*Se homologa la Ley de los Trabajadores al Servicio del Gobierno, Ayuntamientos y Organismos Descentralizados del Estado con la Ley Federal del Trabajo

Los trabajadores de confianza, de base y sindicalizados del gobierno, ayuntamientos y organismos descentralizados del Estado de Colima, gozarán de un permiso de cinco días laborables con goce de sueldo por el nacimiento de sus hijos.

Tras adicionarse un artículo 54 bis a la llamada ley burocrática estatal, esta norma se homologa con la fracción XXVII Bis del artículo 132 de la Ley Federal del Trabajo.

La norma federal desde el año 2012 establece como una obligación de los patrones, “otorgar permiso de paternidad de cinco días laborables con goce de sueldo, a los hombres trabajadores, por el nacimiento de sus hijos y de igual manera en el caso de la adopción de un infante”.

Luego de la aprobación en votación unánime, el artículo 54 bis de la Ley de los Trabajadores al Servicio del Gobierno, Ayuntamientos y Organismos Descentralizados del Estado de Colima, señala:

“Los trabajadores varones, por el nacimiento de sus hijos o en su caso de adopción de un infante, tendrán derecho a que les sea otorgado un permiso de paternidad de cinco días laborables con goce de sueldo, posteriores al alumbramiento o al día en que lo reciban.”

La reforma, que tuvo como iniciador al Diputado José Adrián Orozco Neri, quien al presentar su iniciativa mencionó  que la licencia de paternidad fue adoptada por primera vez en 1974, por Suecia; dos años después, Finlandia y Noruega adoptaron esa medida que les permite gozar a los padres de unos días con sus recién nacidos.

La Comisión de Estudios Legislativos y Puntos Constitucionales, encargada de elaborar el dictamen, consideró viable la propuesta, pus con ello se eleva a rango de ley, la obligación de las entidades patronales de conceder permiso de paternidad a sus trabajadores varones, en el caso de nacimiento de sus hijos o en el caso de adopción de un infante.

Finalmente, la Comisión dictaminadora consideró que esa medida contribuye a fomentar la armonía entre la vida laboral y familiar de las personas, pues ambos padres compartirán la atención del recién nacido o del infante en adopción.