Hugo Herrera Mier charló con alumnos de la UdeC sobre el Tratado de Libre Comercio

Manzanillo, Col.- Hace unos días, en la Facultad de Comercio Exterior de la Universidad de Colima, campus Manzanillo, arrancó el Café Universitario cuyo objetivo es acercar a los estudiantes al ámbito profesional mediante charlas con empresarios, promoviendo la reflexión y una visión más amplia del campo laboral.

La primera charla fue “Negociaciones del TLC, México y sus retos”, a cargo del agente aduanal Hugo Herrera Mier, en la cual expuso varios puntos de vista acerca del panorama actual de nuestro país en materia del comercio y su logística a nivel mundial.

El expositor, con más de 40 años de experiencia, comentó que el Consejo Mexicano del Comercio Exterior (COMCE), que se encarga de estudiar los temas de comercio y tratados de la incitativa privada, analizó los riesgos de que Estados Unidos no participe en el Tratado de Libre Comercio (TLC).

“Aunque no se ha llegado a una parte fina de resoluciones, hoy no se habla de un rompimiento sino de una modernización del TLC, la cual se considera muy necesaria, pues no es el mismo México el de hoy; está más integrado y con mayor participación que el de hace años”, comentó el conferencista.

Afirmó que el TLC no puede terminarse sino que se debe modernizar, idea que apoyan grupos conservadores del país del norte. Asimismo, dijo que la vigencia del TLC a cinco años, el aspecto automotriz, los lácteos, productos agrícolas, así como el ingreso del transporte de carga entre Estados Unidos y México, son los principales retos que se analizan actualmente.

Añadió que otro de los puntos comerciales más complejos que se analizan, se refiere al aumento de los sueldos a las trabajadores de las empresas extrajeras en México, ya que podría representar pérdidas.

No obstante, recalcó que gracias a estas discrepancias con el país vecino, ya se ven nuevos esquemas para la integración del producto de un país: “Hay un fortalecimiento y nuevos retos con países lejanos de Europa, Asia y África, a los que ha volteado a ver México en el aspecto comercial, para comprar y recibir exportaciones”, aseguró.

En el caso de Colima, expresó que el territorio representa una gran oportunidad debido a su clima y que el COMCE está tomando fuerza en el tema del agro: “Han llegado ofertas de Arabia Saudita, Rusia, Nueva Zelanda y África para comprar productos agrícolas, los cuales cumplen todos los estándares”.

Por último, el expositor dijo que los productores locales tienen poca cultura del consorcio de exportación y de la capacidad de producción para abastecer las demandas de nuevos destinos, lo cual constituye un reto importante a superar.