Inauguran XXX Semana de Psicología

La conferencia inaugural fue “Neuropsicología intra-hospitalaria”, de Gabriela Guerrero Benavides.

Colima, Col.- El lunes inició la XXX Semana de Psicología en la Universidad de Colima con la conferencia “Neuropsicología intra-hospitalaria”, que dictó Gabriela Guerrero Benavides, neuropsicóloga del Departamento de Salud Mental del Hospital General de la Secretaría de Salud de Durango.

 

Durante el acto inaugural, la directora de la Facultad de Psicología, Norma Moy López, dio a conocer las actividades que se desarrollan durante estos días, como talleres, conversatorios, rallys deportivos, espacios culturales y dinámicas extramuros en el Jardín de Villa Izcalli.

 

En este sentido, el coordinador general de Docencia, Eduardo Monroy Galindo, en representación del rector José Eduardo Hernández Nava, felicitó a los organizadores de esta semana “por llevar la Psicología fuera de las aulas, estar cerca de las personas y escuchar”.

 

Monroy Galindo recordó que, a lo largo de 30 años, la Facultad de Psicología ha cambiado de sede, aumentado su número de aulas, laboratorios y centro de cómputo; sin embargo, dijo, “su semana cultural sigue cumpliendo con los objetivos de siempre: Crear comunidad y pertinencia”.

 

A los estudiantes y profesores, los invitó a que creer en la comunidad que crearon: “Es importante crear comunidad, un grupo sólido de gente que crea en lo que hace”.

 

Al evento asistieron la presidenta de la FEUC, Ciria Salazar; Rosendo Sánchez, director de Educación Continua; Augusto García, coordinador de Educación Continua y Rubí Graciano, presidenta del Colegio Oficial de Psicólogos del Estado de Colima.

 

Posterior al protocolo de inauguración, Gabriela Guerrero Benavides compartió con los estudiantes la importancia de la intervención de un neuropsicólogo en los hospitales de salud, así como su trabajo conjunto con neurocirujanos, neurólogos, psiquiatras y otras especialidades relacionadas con el área cerebral.

 

En este sentido, dijo que “después de una operación o aplicación de medicamentos, muchos pacientes viven o salvan las necesidades fisiológicas primarias, pero se van a su casa sin saber leer, escribir, sumar, contar, y el especialista nunca los envía con el neuropsicólogo para que lo revise. El paciente se va con un déficit cognitivo”.

 

Por lo tanto, en su disertación les hizo ver a los estudiantes la importancia de “empujar esta área de la salud”, pues en su experiencia, pocos especialistas piden una evaluación cognitiva antes o después de ser intervenidos.

 

De manera precisa, la neuropsicóloga del Departamento de Salud Mental del Hospital General de la Secretaría de Salud de Durango, explicó a los estudiantes las señales de deficiencia cognitiva ante problemas como epilepsia, esclerosis múltiple, demencia, trauma craneoencefálico, falta de memoria, estrés y depresión, y cómo éstas se pueden diagnosticar antes de pasar al paciente con el especialista o de realizar el trabajo de manera conjunta para ayudar a la salud del paciente.

 

Finalmente, Gabriela Guerrero insistió en la necesidad de realizar un trabajo en colaboración con el especialista, y además recomendó a los estudiantes “conocer los efectos de los fármacos para realizar un mejor diagnóstico, ya que en ocasiones los pacientes toman alguno que podría estar alterándolos y, por lo tanto, podríamos diagnosticar mal”.