Reportan temporada exitosa en tortugario de Manzanillo

Sonia Quijano, coordinadora del tortugario, informó que voluntarios de la UdeC han apoyado en todo momento para proteger los nidos de las tortugas y evitar el robo de los huevos.

221

Manzanillo, Col.- En entrevista, Sonia Isabel Quijano Scheggia, coordinadora del Tortugario en Manzanillo, informó que ha sido una temporada exitosa para el campamento gracias a todo el apoyo de estudiantes voluntarios, policía y población en general.

La profesora de la Universidad de Colima informó que la temporada ha sido buena, con la llegada de siete y hasta 14 tortugas cada día, “manteniendo un índice de eclosión satisfactorio”.

Comunicó que se han presentado avistamientos de tortugas durante el día y la noche, contando a la fecha con más de 700 nidos protegidos, y que se espera superar la marca del año anterior, con 915 nidos.

“Es una satisfacción ver que están llegando tortugas hasta de día, ya que los avistamientos sólo se hacían por la noche”, expresó la entrevistada.

También resaltó que ha sido satisfactorio el desarrollo en esta temporada gracias al trabajo de estudiantes voluntarios. “Todos somos voluntarios y sin ellos, los universitarios y de otras empresas, no podríamos operar”, enfatizó Quijano Scheggia.

Declaró, de igual forma, que este incremento en la protección de la especie se debe al esfuerzo que ha brindado la policía durante la noche, lo que ha contribuido a disminuir la presencia de los denominados “hueveros”.

Comentó que es una bonita oportunidad para la gente y para el puerto, contar con la presencia de tantas tortugas en zona urbana, por lo que exigió cuidado y responsabilidad: “En otras partes se tiene que viajar a zonas alejadas para ver desovar a una tortuga, aquí están a la vuelta de la esquina”, recalcó.

Por último, indicó que el tortugario trabaja desde el 2001 y que, con base en estos resultados, consideró que se ha creado conciencia en la población, ya que la gente apoya avisando cada vez de manera más frecuente cuando se trata de salvar los nidos.

Cabe destacar que estas acciones de estudiantes voluntarios forman parte de las actividades que promueve el Centro de Desarrollo de la Familia Universitaria como parte del Programa Institucional de Calidad de Vida, para contribuir a la preservación del medio ambiente.