Mejora financiera se traduce en apoyos sociales históricos

Noriega García destacó que al tener finanzas sanas se incrementaron los apoyos e inversiones en obra pública

Colima, Col.- Al mejorar la calificación crediticia del gobierno estatal y optimizar el gasto en nómina con una adecuada austeridad, el gobierno de José Ignacio Peralta Sánchez tiene la capacidad financiera para apuntalar las políticas públicas que benefician a la población, explicó el secretario de Planeación y Finanzas, Carlos Arturo Noriega García.

El titular de la Secretaría de Planeación y Finanzas (Seplafin) destacó los apoyos históricos, sin precedentes, que se han canalizado en becas, apoyos sociales y obra pública, donde los recursos cada vez son mayores y generan un beneficio más importante para la sociedad, en especial los sectores más vulnerables de la población.

Ejemplificó el caso de las becas, rubro donde cada vez se invierte mayores recursos, ya que en el 2015 fueron 6 millones 806 mil 589 pesos; en el 2016, 25 millones 739 mil 033; en el 2017, 28 millones 393 mil 743 pesos y en lo que va del 2018, se alcanzó la cantidad histórica de 28 millones 682 mil 88 pesos.

Agregó que en ayudas sociales y subsidios también se han aumentado de manera progresiva los recursos, pues en el 2015 se devengaron 22 millones 411 mil 774 pesos; en el 2016 fueron 23 millones 083 mil 302 pesos y en el 2017 se logró aplicar un recurso de 29 millones 275 mil 080 pesos.

Noriega García expuso que también se invierte mayores recursos en infraestructura, ya que durante el 2015 se aplicaron 520 millones 582 mil 897 pesos, mientras que en el 2016, el primer año de gobierno de José Ignacio Peralta Sánchez, se invirtieron 703 millones 108 mil 121 pesos, cifra que creció aún más en el 2017, cuando se ejercieron en obra pública 714 millones 864 mil 199 pesos, y para este 2018 se espera aumentar la inversión.

Finalmente, el titular de la Seplafin resaltó que estos beneficios se han logrado gracias al fortalecimiento de la hacienda pública y al equilibrio financiero, pues el gobierno, hace tres años, se encontraba prácticamente en bancarrota, situación que comprometía las políticas públicas.