Colima, segundo estado con menor número de personas en pobreza extrema del país

En su comparecencia en el Congreso del Estado, la titular de la Secretaría de Desarrollo Social, Valeria Elizabeth Pérez Manzo, aseguró que la inversión estatal en temas sociales es de más de 125 millones de pesos, beneficiando a más de 167 mil personas

Colima, Col.- Colima es la entidad federativa con el segundo menor número de pobres extremos del país, aseguró la secretaria de Desarrollo Social de Gobierno del Estado, Valeria Elizabeth Pérez Manzo, durante su comparecencia en el marco de la glosa del Tercer Informe del gobernador José Ignacio Peralta Sánchez.

La funcionaria estatal señaló en su intervención ante legisladores locales que dentro de la Política Social Integral de Combate a la Pobreza y Pobreza Extrema para el Estado de Colima, la Sedescol implementó 18 programas sociales enfocados al abatimiento de seis carencias sociales y, la correspondiente a vulnerabilidad por ingreso, que marca el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

En calidad y espacios de la vivienda y acceso a los servicios básicos de la misma, señaló que con una inversión de 31 millones 833 mil 291 pesos, se benefició a 9 mil 264 personas a través del programa de Infraestructura Indígena, el Fondo de Infraestructura Social para las Entidades (FISE) y el programa Mejorando Tu Hogar.

Dentro de la carencia del fortalecimiento del Ingreso, con una inversión de 25 millones 618 mil 925 pesos, beneficiando a 119 mil 508 personas la Sedescol llevó a cabo los programas de Uniformes Escolares y Empresa Formal.

Respecto del programa de Uniformes Escolares, Pérez Manzo mencionó que no solo apoya a la economía de las familias, sino también, es un incentivo para la generación de 1 mil 227 empleos y el fortalecimiento a la industria textil de la entidad, involucrando a seis empresas y 50 pequeños talleres de confección y bordado en los municipios de Colima, Villa de Álvarez, Coquimatlán, Cuauhtémoc y Manzanillo.

Indicó que este programa es una acción de equidad y justicia social, pues las familias dejan de erogar un importante gasto y la niñez colimense adquiere un sentido de uniformidad, que supera las diferencias económicas y sociales (reduciéndose el bullying y otras formas de acoso por situación socioeconómica)

En cuanto a la carencia de rezago educativo, indicó que la Secretaría de Desarrollo Social invirtió 39 millones 669 mil 880 pesos beneficiando a 4 mil 383 personas con programas de Becas para Estudiantes de Zonas Rurales, Becas de Manutención y transporte para niñas, niños y jóvenes con discapacidad.

Para el acceso a la seguridad social, señaló que la Sedescol implementó los programas Tu pensión nuestro compromiso, pensiones extraordinarias y la pensión 65 y más, en los que se aplicó una inversión de 16 millones 354 mil 240 pesos, beneficiando así a 3 mil 986 personas.

En materia de carencia alimentaria, Pérez Manzo comentó que se invirtieron 4 millones 043 mil 019 pesos, beneficiando a 3 mil 058 personas con los programas de dotaciones alimentarias, nutriéndote sano y alimentando capacidades.

Asimismo, la titular de la Secretaría de Desarrollo Social mencionó que también se aplican acciones encaminadas a fortalecer la cohesión social de los grupos prioritarios, en donde se hizo una inversión de 7 millones 819 mil 937 pesos con los cuales se beneficiaron a 27 mil 428 personas.

En suma, durante este periodo se han invertido más de 125 millones de pesos en estos programas, beneficiando a más de 167 mil personas.

Para terminar, Pérez Manzo mencionó que el Desarrollo Social implica llevar a cabo todo un paquete de programas sociales, debidamente sustentados, probados a través de proyectos piloto, reglas de operación, poblaciones objetivo claramente identificadas, con procesos de monitoreo, seguimiento y evaluación que atiendan a los sectores más afectados por la pobreza.

Indicó que esa es la misión de la Sedescol, trabajar a través de la colaboración integral de intelecto, voluntad, esfuerzo, corresponsabilidad social e institucionalidad, logremos convertirnos en una sociedad cada vez más igualitaria, inclusiva y progresista hacia el futuro, pues todas nuestras acciones ahí encontraran su eco.