Inician IV Jornadas Regionales de Medicina Familiar, en Manzanillo

Reúnen especialistas de las universidades Autónoma de San Luis Potosí, Nacional Autónoma de México, de Guadalajara y la propia UdeC.

Manzanillo, Col.- Con el objetivo de incentivar la actualización médica, fomentar la buena práctica en la consulta de medicina familiar y concientizar a los médicos sobre la importancia de la salud integral del adolescente, arrancaron en el puerto de Manzanillo las IV Jornadas Regionales y VII Jornadas Estatales de Medicina Familiar 2019.

Este evento se lleva a cabo durante tres días en el Hotel Barceló Karmina Palace de Manzanillo, con 19 conferencias y tres talleres en los que destacan los temas relacionados con la presencia de diferentes padecimientos en la adolescencia, como depresión, aborto, identidad sexual, VPH, VIH, obesidad, cáncer y trastornos alimenticios, entre otros.

En las jornadas participan profesionales provenientes de las universidades Autónoma de San Luis Potosí, Nacional Autónoma de México, de Guadalajara y la propia UdeC.

Durante el acto inaugural, Fernando Parrales Ángeles, presidente organizador de dichas jornadas, agradeció la actitud positiva del IMSS, la UdeC y del Colegio Mexicano de Medicina Familiar, al otorgar los avales académicos, y declaró que este evento hace realidad el deseo de los médicos residentes en medicina familiar del IMSS, de reunir en un foro científico a los profesionales que se dedican al estudio, prevención, diagnóstico y tratamiento de la salud integral del adolescente.

Indicó que la salud del adolescente constituye un problema social y sanitario en el país debido al aumento de varias cuestiones como el suicidio y el embarazo en menores, y afirmó que el principal reto “es mejorar la asistencia a estos pacientes para que se integren a la sociedad en las mejore condiciones”.

En su turno, Fernando Rivas Guzmán, delegado estatal del IMSS, dijo que “la salud no empieza en el hospital ni el consultorio, sino en la propia persona”; asimismo, reconoció que “los médicos deben aprender a comunicarse de mejor manera, pero que no toda la responsabilidad recae en ellos”.

Agregó que, en la práctica médica, los jóvenes residentes deben compartir las preocupaciones e inquietudes que surjan de este congreso: “Háganlo con la certeza de que serán escuchados y merecen respuesta”, enfatizó.

Por su parte, Edna Irela Velázquez, delegada en Manzanillo, en representación del rector de la Universidad de Colima, José Eduardo Hernández Nava, resaltó que “una de las principales virtudes que deben poseer los profesionales de la salud es la humildad”, y reconoció el esfuerzo de los participantes del evento para observar los constantes cambios en esta disciplina.

También externó el deseo de que en estas jornadas se promueva la actualización médica continua y las buenas prácticas en la consulta de medicina familiar, y de que se conciba como un espacio de reflexión, aprendizaje y convivencia: “Que estos tres días de trabajo incrementen su bagaje intelectual y que existan, asimismo, momentos de quietud y descanso para el cuerpo, la mente y el alma”, enunció.

En este evento estuvieron presentes Arturo Borge Reyes, jefe delegacional de Prestaciones Médicas; Miguel Becerra Hernández, secretario de Salud de Colima; Enrique Barros Navarro, director de la Facultad de Medicina y del Colegio de Médicos de Colima y Luis Huerta González, presidente del Colegio Mexicano de Medicina Familiar, entre otros personajes destacados.