Es imposible explicar el desarrollo del estado sin la Universidad de Colima: Mario Delgado

La esencia de la universidad y su mayor contribución es la libertad para pensar y actuar por el bien común, siempre en el marco de la Ley y de los acuerdos que regulan la vida de las instituciones”: JEHN.

Colima, Col.- Al darle la bienvenida al diputado federal Mario Delgado Carrillo, quien dictó la conferencia “La cuarta transformación desde el Congreso de la Unión”, este viernes en el auditorio de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad de Colima, el rector José Eduardo Hernández Nava refrendó su voluntad de trabajar por la educación superior y recordó que desde que López Obrador fue electo presidente, “la estrategia de la UdeC ha sido trabajar de manera coordinada con las autoridades federales de la cuarta transformación”.

Por lo anterior, añadió, “se realizaron acciones como el Foro Participativo por una educación con calidad y el arranque de los Diálogos Sociales en Colima, que realizamos con ejemplar éxito y se cumplió con la entrega de los estados financieros auditados a los representantes de las comisiones de Educación Pública y Servicios Educativos de la Auditoría Superior de la Federación”.

De igual manera, recordó las reuniones celebradas con el secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, y agregó que han recibido de la SEP “las ‘Líneas de Política Pública para la Educación Media Superior’, y con ellas trabajamos en la formulación del Plan de Acción del nivel medio superior en la Universidad de Colima”.

Hernández Nava informó también que se ha concluido el censo de estudiantes del nivel medio superior para que pueden recibir la Beca “Benito Juárez”, y que antes de que se propusiera la iniciativa para modificar los artículos 3ro, 31 y 73, la Universidad ya estaba practicando “una política educativa incluyente, adecuada a la diversidad cultural y étnica, a fin de combatir las desigualdades sociales, de género y locales”.

Habló del interés de la Institución por desarrollar un modelo de intervención en empresas de base tecnológica, con programas de formación dual, del refuerzo que cada año se le hace al plan de austeridad de esta Casa de Estudios y comentó, en sintonía con las universidades que integran la ANUIES, que “la obligatoriedad de la educación superior es responsabilidad del Estado y no de los padres de familia o de los jóvenes”.

En ese sentido, dijo, “debe considerarse a la educación superior como un proyecto de largo plazo, en virtud de que tienen que calcularse la capacidad y los tiempos en los que podemos lograr estos objetivos, para que al final del sexenio, cualquier joven que quiera acceder a ella pueda hacerlo y, lo más importante, que este acceso sea el camino que territorialmente destruya las inequidades y las desigualdades que tenemos en nuestro país”.

Antes de cederle la palabra, el rector señaló que “la Universidad ha participado y contribuido en la definición de las políticas públicas del país”. Esto, prosiguió, “no implica ceder autonomía ni libertad de cátedra y examen de ideas, porque ésta es la esencia de la universidad y su mayor contribución: libertad para pensar y actuar por el bien común, siempre en el marco de la Ley y de los acuerdos que regulan la vida de las instituciones”.

En su conferencia, Mario Delgado Carrillo, presidente de la Junta de Coordinación Política de la H. Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, dijo que la Universidad de Colima es una institución muy significativa para el estado, próxima a cumplir 80 años. Es imposible explicar el desarrollo de nuestro estado sin la Universidad de Colima”.

Comentó que para entender la cuarta transformación “es necesario tener una visión global, y lo primero es entender lo que ocurrió el primero de julio, que fue una revolución pacífica, democrática, en las urnas; porque nuestro país decidió que es la vía democrática la mejor para mejorar y cambiar las cosas”.

Dijo, además, que para cambiar al país de fondo se necesita “erradicar la corrupción, terminar con los fraudes electorales, así como con la impunidad y los privilegios, y si se cumplieran esas tres cosas tendríamos un país distinto, y para lograrlo es necesaria la labor que se realiza en el Congreso de la Unión”.

Al profundizar en el tema, enumeró distintas acciones que el Congreso de la Unión realiza en este sentido: buscar una democracia participativa, la revocación del mandato, terminar con el fuero y elevar a delito grave la corrupción, fortalecer el Estado de Derecho, así como implementar un gobierno austero y eficiente, hacer una ley reglamentaria al Artículo 127, donde se dice que nadie debe ganar más que el presidente de la República, inversión social en infraestructura, estabilidad macroeconómica, entre otras. Esto, dijo, “no sería posible sin las instituciones y la voluntad política, con la cual hoy en día contamos”.

“No basta –añadió–, la democracia electoral, para lo que se vuelve necesario lograr una democracia participativa, porque el mandato del primero de julio fue que los mexicanos dijeron ‘aquí estamos y queremos que nuestro voto cuente, y nos informamos, organizamos y participamos’. Por eso vamos a modificar el artículo 35 de la Constitución para que las consultas populares sean instrumentos felexibles, no una simulación”.

Al hablar sobre algunos programas de apoyo social, resaltó la preocupación del Gobierno Federal por los jóvenes, “ya que un joven que abandona el bachillerato a su edad, no tendrá un buen escenario en su vida; ellos tienen la mayor tasa de desempleo, no tienen acceso a créditos y son víctimas y victimarios, pues uno de cada cuatro muertos es un joven y el 60 por ciento de la población carcelaria son también jóvenes. Esta generación tiene ya una esperanza de vida menor a la que tenemos nosotros, y eso sólo ocurre en las pestes o en las guerras”.

Por esos motivo, dijo, “cuatro millones de jóvenes en nuestro país tendrán una beca universal y aquí comentaba con el rector hace un rato de que adoptemos el reto de invitar a las autoridades de la SEP para que la UdeC sea la primera universidad que tenga el cien por ciento de sus jóvenes becados en sus bachilleratos”.

“Todo esto necesariamente nos tiene que llevar a un mayor desarrollo económico, a una mejor distribución, con paz y justicia, y de esto se trata la cuarta transformación”, finalizó.

A la conferencia asistió el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez, así como los exrectores, funcionarios de la UdeC, varios diputados locales y alumnos de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.