Realizan Foro de Agroecología y Derechos de la Naturaleza en el Congreso  del Estado

Avisan sobre el peligro de permitir el cultivo de maíz transgénico

Colima, Col.- El Congreso del Estado fue sede este martes por la tarde del Foro
Agropecuario de Agroecología y los Derechos de la Naturaleza, que
convocaron de manera conjunta las Comisiones de Protección y
Mejoramiento Ambiental, y de Desarrollo Rural, Fomento Agropecuario y
Pesquero de la LIX Legislatura de la Paridad de Género, que presiden las
Diputadas Blanca Livier Rodríguez Osorio y Francis Anel Bueno Sánchez
Respectivamente.

La presentación estuvo a cargo de la agrónoma Adelita San Vicente Tello,
Directora de la Fundación “Semillas de Vida”, del Programa Agricultura y
Alimentación, Grupo de Maíz Transgénico de la Unión de Científicos
Comprometidos con la Sociedad; Rosalba Thomas Muñoz, maestra en Ciencias
Ambientales e integrante de la Academia Nacional de Educación Ambiental
y el ingeniero agrónomo, campesino y productor Ricardo Fabián Ortiz.

Ante los legisladores Vladimir Parra, Gretel Culin, Araceli García,
Karen Hernández y Remedios Olivera, integrantes del Colectivo Ciudadano
“Frente por la Defensa del Maíz” y personas interesadas en el tema, los
ponentes expusieron la situación actual del maíz nativo, la agroecología
y los derechos de la naturaleza.

Al dar la bienvenida, el presidente de la Comisión de Gobierno Interno y
Acuerdos Parlamentarios, Vladimir Parra, agradeció al Frente por la
Defensa del Maíz, por su esfuerzo para proteger la cultura de la
soberanía alimentaria; “estamos aquí para posicionar la agenda ambiental
y la preocupación por nuestro entorno, municipios y el planeta”.

Recordó que en esta Legislatura se han presentado dos iniciativas muy
importantes sobre el tema por parte de él y sus homólogas Araceli García
y Livier Rodríguez, sobre la reforma constitucional por los derechos de
la naturaleza y del maíz nativo, lo que acredita el compromiso de la LIX
Legislatura por los temas ambientales y sociales.

Destacó la apertura de Congreso del Estado para el debate de ideas y
reflexión en temas de alta sensibilidad social para responder al interés
ciudadano frente a los grandes retos que se plantean por los problemas
de salud por los productos transgénicos, “que nos obligan a tomas
decisiones importantes en beneficio de la población colimense”.

Previo a su exposición, la doctora Rosalba Thomas exhortó a los
Diputados abrir el recinto legislativo a este tipo de foros para que el
Congreso sea sitio donde los expertos puedan hablar de los más diversos
temas de interés general al tiempo que agradeció la invitación para
hablar sobre los derechos de la naturaleza y la educación ambiental.

Dijo que en lugar de llamarle naturaleza debíamos definirle como
“culturaleza” y aclaró que no es lo mismo hablar de ecología, medio
ambiente, naturaleza y sustentabilidad, y explicó por qué son conceptos
diferentes; la interacción del ser humano y su entorno natural, la
ciencia y la satisfacción de necesidades a través de un modelo de
desarrollo; recordó los principales problemas ambientales: cambio
climático global, deterioro de ecosistemas críticos y pérdida de
biodiversidad, entre otros.

Thomas Muñoz dio a conocer datos críticos de la Organización Mundial de
la Salud (OMS) a nivel nacional y mundial: señaló que por cada millón de
toneladas de petróleo que se transporta en los océanos una tonelada se
derrama en el mar; 6 mil millones de kilos de basura van a dar cada año
al mar; hay islas del tamaño de México formadas con plásticos.

Igualmente una de cada 8 muertes en el mundo está relacionada con la
contaminación del aire, infecciones de vías respiratorias mataron a más
de 3 millones de personas durante 2016 y en la Ciudad de México hay un
millón de personas con enfermedades respiratorias, y cada año
desaparecen 13 millones de hectáreas de bosques. México ocupa el primer
lugar mundial en obesidad infantil y segundo lugar mundial en obesidad
de adultos.

El agrónomo Ricardo Fabián expuso la importancia de la cultura genética,
económica y alimenticia del maíz en las comunidades campesinas y explicó
el trabajo que desde hace 7 años realiza en Jalisco, Michoacán, Nayarit
y Colima para la recuperación y aprovechamiento del maíz nativo (que no
maíz criollo), que representa una enorme riqueza genética que es
patrimonio de los mexicanos y la creación de un Banco de Semillas en
Tuxpan Jalisco, donde tienen una amplia variedad de semillas de diversas
especies de maíz: amarillo, rojo, negro, tinto, que cada una tiene sus
propiedades, que van incluso en la prevención del cáncer y atención a
alta y baja presión. “El maíz representa un proyecto de nación”,
aseguró.

La doctora Adelita San Vicente agradeció a las mujeres y hombres de
Zacualpan por su lucha permanente por tener el primer territorio libre
de minería, ponderó que la agricultura es uno de los tres inventos más
importantes de la humanidad, y explicó los 8 centros de origen de las
especies cultivadas en el mundo, donde destaca el maíz en México. Dijo
que uno de cada siete alimentos que come hoy la humanidad proviene de
las plantas de México y Mesoamérica.

Recuperó la máxima de Guillermo Bonfil: el maíz es un invento nuestro y
el maíz a la vez nos inventó a nosotros, al tiempo que explicó la
evolución del teocintle al maíz moderno, cultivo ideal para el cambio
climático por su maravillosa adaptabilidad, desde el nivel de mar hasta
altitudes de 2 mil 800 a 3 mil metros; “nuestro maíz se adapta a
distintas condiciones, climas, alturas, temperaturas, tierras, etc. Por
eso es la gran riqueza de México”.

Dijo que es el cultivo más importante en el mundo, pues aparte de los
600 platillos que se pueden hacer en México, se utiliza para la
alimentación de animales que luego son aprovechados por los seres
humanos, azúcares para refrescos o mermeladas, cosméticos, medicamentos,
jabones, pastas de dientes y biocombustibles, entre otros, que le
convierten en Cash Crop en Estados Unidos. El maíz es un grano en
disputa y es el futuro de la alimentación, dijo.

A nombre del Frente por la Defensa del Maíz, Brenda Guzmán Teodoro, de
Zacualpan (Comala), agradeció a Adelita San Vicente su disposición a
compartir sus conocimientos y dijo que como colectivo ciudadano exigen
la protección del maíz nativo mediante legislaciones apropiadas que
incentiven la siembra de las variedades locales y que promueva su
intercambio mediante bancos de semillas regionales e hizo un
reconocimiento al Diputado Vladimir Parra, Coordinador del Grupo
Parlamentario de Morena, por llevar el tema al Pleno del Congreso del
Estado; “pues sin maíz no hay país”, aseguró.

Finalmente, la Diputada Livier Rodríguez Osorio, Presidenta de la
Comisión de Protección y Mejoramiento Ambiental, agradeció a los
ponentes y a todos los asistentes, sobre todo a los colectivos de
Coquimatlán, Zacualpan y Villa de Álvarez, y reiteró que el Congreso del
Estado está abierto a este tipo de foros, “pues queremos ser la voz del
pueblo y atender los temas que interesan a las y los colimenses”.

CURRÍCULO

Adelita San Vicente Tello es Ingeniera Agrónoma con Maestría en
Desarrollo Rural por la Universidad Autónoma Metropolitana,
especializada en Economía del Sistema Agroalimentario en Italia.
Doctorante de Agroecología de la Universidad de Antioquia y Directora de
la Fundación “Semillas de Vida”, del Programa Agricultura y
Alimentación, Grupo de Maíz Transgénico de la Unión de Científicos
Comprometidos con la Sociedad (UCCS).

A lo largo de diez años, San Vicente se desempeñó en la administración
pública en cargos vinculados al sector rural en diversas instituciones y
niveles de gobierno. Fue secretaria técnica de la Comisión de Medio
Ambiente y Recursos Naturales en la LXVIII Legislatura del Estado de
Morelos y se integró mediante concurso de oposición, al equipo de
asesoría profesionalizada del área de Desarrollo Rural y Medio Ambiente
en la LIX legislatura de la Cámara de Diputados.

Ha trabajado para diversas organizaciones campesinas y no
gubernamentales, desarrollando programas de educación ambiental y
planeación para el manejo sustentable de los recursos naturales. En 2007
fue parte de las convocantes de la campaña nacional “Sin maíz no hay
país”, que reúne a diversas organizaciones campesinas, ambientalistas,
de derechos humanos, consumidores e intelectuales en defensa de la
agricultura campesina.

Por su parte, Rosalba Thomas es doctora en Ciencias Sociales por la
Universidad de Colima, maestra en Ciencias Ambientales por la
Universidad Autónoma de San Luis Potosí; obtuvo el Premio Estatal de
Ecología en la categoría de investigación científica en 2011 y recibió
mención honorífica como Investigadora Joven por el Consejo Potosino de
Ciencia y Tecnología en 2007.

Ha publicado diversos libros y artículos, así como más de 200 artículos
de divulgación científica en medios impresos y digitales de Colima y a
nivel nacional. Actualmente es profesora de la Escuela de Filosofía e
Investigadora del Centro Universitario de Investigaciones Sociales
(CUIS) de la Universidad de Colima.