Diserta José Luis Martínez sobre los desafíos del periodismo cultural en el siglo XXI

Los nuevos medios culturales son una preocupación global para un mundo 4.0, señala el director del suplemento Laberinto

Colima, Col.- El periodismo no puede encerrarse solamente en la noticia debe de trascender y debe involucrar totalmente a la vida y sus personajes, aseguró el periodista cultural, José Luis Martínez, en la Segunda Semana del Periodismo en Colima, que organiza el Gobierno del Estado.

En el Poliforum Cultural “Adolfo Mexiac”, durante la conferencia “Desafíos del periodismo cultural en el siglo XXI”, el director  del suplemento cultural Laberinto, de Milenio Diario, sostuvo que el periodismo es parte de la vida y es un ente vivo que se modifica a cada momento, que tiene su base en la noticia, que en la actualidad sucede a cada instante.

“La realidad de los suplementos culturales en México es difícil, con pocas páginas y una difusión muy reducida”, afirmó José Luis Martínez, quien se inició en el periodismo en 1979 en la revista erótica Su Otro Yo.

Asimismo, el columnista y editor indicó que los nuevos medios culturales son una preocupación global para un mundo 4.0, que cada vez está más conectado, que es más dependiente de los contenidos que se transmiten por la red y que cada día incorporan nuevas herramientas multimedias.

Si bien los principios tradicionales del periodismo se mantienen vigentes en cuanto al rigor de la información que se difunde, con datos y fuentes confiables, es innegable que las herramientas digitales resultan ineludibles si se quiere lograr un impacto más grande con el trabajo periodístico, mencionó José Luis Martínez, quien ha colaborado en medios como el diario Esto, en la revista Etcétera y en La Jornada Semanal, bajo la dirección de Fernando Benítez, entre otros.

Además, el autor de la columna El Santo Oficio, que publica en Milenio Diario desde 1986 y el también productor y conductor de la serie La Tinta y la imagen, en Milenio TV, afirmó que los periodistas deben ser fieles a la verdad y que no se debe manipular la información.

“No podemos dejar de ver hacia un futuro que está aquí con su realidad aumentada y la inteligencia artificial, pero también con las personas, con los periodistas apasionados y  curiosos que crean los contenidos y los dotan de sentido para ayudarnos a entender el mundo o  mejor aún, para llenarnos de preguntas”, señaló durante la ponencia el autor de libros como La vieja guardia, El día que cambió la noche y Protagonistas del periodismo mexicano.