Aplica Salud nuevo larvicida para control del dengue

La rotación de productos evita la resistencia del mosco transmisor, reitera la dependencia estatal

La Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado realiza una rotación de insecticidas para evitar la reproducción del mosco Aedes aegypti, transmisor de las arbovirosis como dengue, zika y chikungunya, el cual, crea resistencias a los productos químicos aplicados para su control.

El área de Vectores de la Subdirección de Epidemiología de la dependencia refiere que durante 30 años se utilizó el temephos granulado al 1%, comúnmente conocido como “abate”, por lo que últimamente se ha cambiado este larvicida, por otro de la misma eficacia.

Actualmente se utiliza un regulador de crecimiento “novaluron granulado al 0.2%”, con el cual la larva sigue su crecimiento pero no logra completar su eclosión, es decir, los moscos no nacen completos luego de romper la envoltura para salir al medio ambiente.

De esta manera se logra garantizar el control del mosco adulto y reducir el riesgo de infección por el virus que transmite de una persona contagiada a otra.

Por su probada eficacia, este nuevo producto está avalado por el Centro Nacional para la Prevención y Control de Enfermedades (Cenaprece) y organismos internacionales como la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la propia Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esta acción de control larvario se aplica en las zonas de mayor riesgo por la cantidad de moscos adultos que hay en el ambiente, la cual es determinada por el monitoreo semanal de las 5 mil ovitrampas distribuidas en la entidad, con lo que se reduce la densidad de moscos y, por tanto, se aumenta la protección a la salud.

La coordinación estatal para el control de vectores recomendó a la población facilitar el acceso a su personal para ayudarles a identificar potenciales criaderos en el hogar, emitir recomendaciones de seguridad en el saneamiento básico y fomento de la salud como la estrategia de “lava, tapa, voltea y tira” recipientes que puedan almacenar agua y evitar que se conviertan en criaderos del mosco transmisor.

Hasta la semana epidemiológica 35 (actualizado al 2 de septiembre por el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica) se han confirmado 59 casos de dengue en el estado y ninguna defunción; en el país se han registrado 11 mil 593 casos y 28 defunciones, lo que ubica a Colima en el sitio 17 a nivel nacional por número de casos –primero es Veracruz con 3 mil 234 casos, seguido por Chiapas con mil 792, Jalisco con mil 777, Oaxaca con 733 y Quintana Roo con 592-.