No hay pérdida de vidas tras paso de huracán

En Manzanillo mil 600 hectáreas de plátano y papaya fueron afectadas

*Gobernador buscará atraer recursos del Fonden para Colima

El gobernador José Ignacio Peralta Sánchez señaló que no hay afectaciones significativas en la infraestructura del Estado tras el paso por la entidad del Huracán Lorena.

En rueda de prensa, realizada en Manzanillo, en las instalaciones del Conalep, el mandatario estatal detalló los daños ocasionados en el Estado por este fenómeno natural, en el que se registraron en promedio 200 milímetros de precipitación acumulada, en 24 horas.

El gobernador explicó que en Manzanillo se registró la caída de 75 árboles; dos derrumbes de carretera; se cerró el puente a Tepalcates en uno de los sentidos; la carretera a Camotlán también sufrió afectaciones y se desbordó el arroyo Santiago y el río Marabasco, además de daños a las enramadas de los municipios costeros y en espectaculares.

En el puerto se llevó a cabo el rescate  de 15  personas y ocho vehículos atascados.

En Armería, refirió el gobernador, se cayeron 20 árboles; hubo siete derrumbes y un incendio en una vivienda que se atendió; además se cerró la circulación de la carretera libre Armería-Manzanillo, a la altura de El Capire, donde hubo un socavón.

En Colima siete árboles caídos, dos ayer y cinco hoy; uno seco inclinado con riesgo de caer. Además pequeños derrumbes en la carretera Colima-Tepames.

En Cuauhtémoc existen afectaciones menores en la carretera Quesería- Montitlán; en Comala, dos árboles caídos y un derrumbe rumbo a La Caja; en Tecomán, 25 árboles caídos, una vivienda evacuada con cinco personas; viviendas con riesgo de inundación en las colonias: Indeco, Elías Zamora, Libertad, San José y Estatuto Jurídico.

En Ixtlahuacán se registraron tres árboles caídos y daños en carreteras estatales hacia Las Conchas; el desbordamiento del río Salado en el puente de Cerro de Ortega a Las Conchas y deslave de Zinacamitlán a Las Higueras y de El Capire a Las Conchas.

En carreteras estatales se tienen en total 22 afectaciones, derivadas de derrumbes, socavones y desbordamientos y  algunas de ellas ya se están atendiendo, indicó  Peralta Sánchez, quien dijo que se restablecerán a la brevedad posible.

Mientras que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informó en este reporte preliminar, 16 incidencias.

En Manzanillo, nueve escuelas tienen algún tipo de afectación, sin embargo se están atendiendo para que estén listas cuando los niños regresen a clases.

Además mencionó que se instruyó a la Secretaría de Desarrollo Social (Sedescol) y al  Instituto de Suelo y Vivienda de Colima (Insuvi) para que lleven a cabo una inspección de las comunidades más afectadas para desarrollar programas sociales de apoyo a la vivienda.

En el sector agrícola se reportan  tan solo en Manzanillo afectaciones en mil 600 hectáreas, principalmente de plátano; mil 150 hectáreas en Marabasco, con 73 productores y 450 hectáreas en El Colomo, con 58 productores, además existen daños en cultivos de papaya, por lo que se llevan a cabo los procedimientos para activar los seguros agrícolas y apoyar a los productores para generar condiciones para una pronta recuperación.

Asimismo se pronunció por acceder a los  recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) para atender las afectaciones en la entidad.

Finalmente el gobernador agradeció el trabajo coordinado entre los tres órdenes de gobierno ante esta contingencia y reconoció el respaldo de Conagua, Sedena  y  Semar.

En la rueda de prensa estuvo presente el secretario general de Gobierno, Arnoldo Ochoa González; la Presidenta del DIF y Voluntariado Estatal;  Margarita Moreno González; el secretario de Desarrollo Rural, Agustín Morales Anguiano; el director de la Unidad Estatal de Protección Civil, Ricardo Ursúa Moctezuma; el comandante de la XX Zona Militar, Celestino Ávila Astudillo; el comandante de la VI Región Naval, Salvador Gómez Meillón y el coordinador general de Comunicación Social, Fernando Cruz García.

Gobernador recorre zonas afectadas por el Huracán

*Atiende a damnificados de Tecomán, Manzanillo y Armería

El gobernador José Ignacio Peralta Sánchez recorrió diversas zonas afectadas por el Huracán “Lorena” en los municipios costeros de Tecomán, Armería y Manzanillo en  donde atendió a los damnificados, además de reconocer  a las diferentes instituciones de los tres órdenes de gobierno y al Sistema Estatal de Protección Civil, que han estado trabajando en colaboración y en equipo atendiendo  la presencia de este meteoro.

Durante este recorrido, el gobernador resaltó que no hay  pérdida de vidas humanas que lamentar,  eso es  algo muy positivo porque se ha avanzado mucho en materia de la cultura de la prevención y de la protección civil.

Además reconoció que no existen daños severos en infraestructura, aunque hay afectaciones en la operatividad de la infraestructura  de manera temporal,  por ejemplo los dos aeropuertos, cerraron temporalmente ya están restablecidos;  el puerto y algunas carreteras presentan bancos de sedimento, que obstaculizan el tráfico.

El titular del Ejecutivo indicó que están coordinados los tres órdenes de gobierno para llevar a cabo las obras que se requieren para restablecer la infraestructura,  principalmente carretera con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT),  la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano y los municipios, dependiendo de donde estén las afectaciones.

En Cofradía de Morelos,  en Tecomán,  el mandatario estatal acompañado del alcaldes Elías Lozano y demás autoridades constataron una crecida muy importante de un dren que se utiliza para riego agrícola, el cual afectó algunas casas y vialidades.

“Estamos pues con las intermitencias de las lluvias,  registrando importantes volúmenes en el flujo de agua, pero se está desahogando, está fluyendo y esto es algo importante. Venimos aquí a ver si la población necesita algún tipo de ayuda o de apoyo”, explicó el gobernador.

Después se trasladó a las comunidades de La Central, El Chavarín y el ejido Emiliano Zapata, en Manzanillo, en donde escuchó las demandas de los damnificados por este fenómeno natural, que sufrieron daños en sus viviendas a causa del viento y las inundaciones por el desbordamiento del río Marabasco.

“Creo que las instituciones reaccionaron muy bien, estuvieron a la altura de la circunstancia, y yo creo que gracias a eso y también a la gente que ha mejorado mucho su cultura de prevención y en materia de  protección civil es la afortunada situación de  no tener pérdidas humanas que lamentar”, sostuvo el gobernador.

Además, Peralta Sánchez señaló que en Manzanillo menos de 30 personas usaron algún albergue.

Pero en caso de requerirse, los albergues están listos y avituallados.

Posteriormente se trasladó al refugio temporal habilitado en el Conalep Manzanillo, en donde el gobernador entregó despensas y cobertores a los damnificados.

El punto final del recorrido fue el balneario de El Paraíso, en el municipio de Armería, en donde acompañado por el alcalde Salvador Bueno Arceo, recorrió las enramadas del lugar que se vieron afectadas por Lorena.

En esta gira de trabajo, el DIF Estatal entregó diversos apoyos a los damnificados de Tecomán y Manzanillo, como cubetas con artículos de limpieza.

A este recorrido asistió el secretario general de Gobierno, Arnoldo Ochoa González; la Presidenta del DIF y Voluntariado Margarita Moreno González; el secretario de Desarrollo Rural, Agustín Morales Anguiano; el director de la Unidad Estatal de Protección Civil, Ricardo Ursúa Moctezuma; el comandante de la XX Zona Militar, Celestino Ávila Astudillo y el comandante de la VI Región Naval, Salvador Gómez Meillón.