API trabaja para evitar inundaciones

Manzanillo, Col.- La Administración Portuaria Integral de Manzanillo trabaja e invierte en las obras indispensables para evitar inundaciones en la ciudad, declaró Álvaro Mendoza Sánchez, Gerente de Ingeniería de la dependencia.

El funcionario precisó lo anterior en respuesta a las declaraciones de la alcaldesa Griselda Martínez, quien señaló la mañana de este lunes que la API podría ser responsable de las inundaciones en la ciudad.

Mendoza Sánchez agregó que la administradora portuaria construyó el año pasado los canales de desagüe que existen sobre la Avenida Elías Zamora Verduzco entre los barrios dos y cinco, que impidieron que se inundara el Valle de las Garzas y que son a loa que se refiere la presidente municipal cuando informa que fueron limpiados hace dos meses aproximadamente por el ayuntamiento. Esos canales fueron trazados y abiertos en 2018 con inversión de la API.

Álvaro Mendoza se refirió también a los trabajos que se ejecutan en la actualidad para desazolvar y mantener los drenes de desagüe que existen entre San Pedrito y el Crucero del Pez Vela, mismos que están siendo desahogados de basura y desechos para que conduzcan las aguas pluviales hacia la dársena del recinto portuario. En ese sentido abundó que desafortunadamente esos drenes se inundan debido a la cantidad de basura que arrojan los vecinos en las calles, y que provocan se colapsen las alcantarillas causando inundaciones sobre las colonias Las Joyas y 16 de Septiembre, aclarando que no es el muro del puerto interior el que impide el flujo del agua, sino la basura que satura el drenaje, destacado además que en ese tramo también se tiene una irregularidad no resuelta: Y es, que el carril del boulevard en el sentido San Pedrito-Tapeixtles, está bajo el nivel del sentido contrario, lo que provoca estancamientos  copiosos.

Por otra parte, se refirió al problema en la Avenida Paseo de las Gaviotas, cuyas inundaciones deben resolverse de manera coordinada: por una parte, el ayuntamiento debe construir cuatro canales que conduzcan el agua de las lluvias hacia la laguna y cuando estén listos, la API construirá un canal colector que facilite el rápido cauce de las mismas. En esta obra es imperativa la participación del ayuntamiento, toda vez que la API no puede invertir fuera del perímetro federal. Sin embargo, señaló que existe plena disposición del director general de la administradora portuaria para construir los canales cuando sean aprobados por la PROFEPA y la SEMARNAT, instancias ante las que ya se tiene un trámite interpuesto para poder invertir.

Mendoza Sánchez reiteró que las obras de dragado de la laguna de las Garzas son prioritarias para la API porque con eso no solo se salva al vaso lacustre, sino además se evitan más inundaciones en los barrios del Valle de las Garzas que ya no padecerán el derramamiento de las crecientes del arroyo Punta de Agua.

En estos trabajos se invierten millones de pesos porque la API tiene claro que se debe proteger a la ciudad de cualquier peligro.

Así, descartó que haya irresponsabilidad o incumplimiento en ese tema.

Por su parte, Alejandro Abundiz Santa María, Subgerente de Ecología agregó que el trabajo de dragado en la laguna se desarrolla con gran eficiencia; los lodos que se extraen están siendo depositados  en la dársena de Fondeport y arrojados al mar.

Se pretende extraer 400 mil metros cúbicos y concluir el dragado aproximadamente en el mes de diciembre. Los sedimentos, -agregó-, no están siendo arrojados en lugares que impliquen riesgo.

Ambos funcionarios ofrecieron trabajar coordinadamente con el ayuntamiento, como han venido haciéndolo, para despejar dudas y evitar desinformación.