Con austeridad, Gobierno de Nacho Peralta ha reducido deuda

Este año ha sido complicado financieramente porque en comparación a lo presupuestado, han dejado de ingresar 2 mil 197 millones de pesos al Estado. Genera presiones la situación del país.

Pese a la reducción de 2 mil 197 millones de pesos por concepto de ingresos de libre disposición y transferencias federales etiquetadas, producto del complejo entorno económico en el país y la baja recaudación federal, se ha logrado disminuir la deuda y potenciar las acciones de gobierno en beneficio de los colimenses, afirmó el titular de la Secretaría de Planeación y Finanzas, Carlos Arturo Noriega García.

Durante su comparecencia en el Congreso del Estado, por el Cuarto Informe de Gobierno de José Ignacio Peralta Sánchez, el funcionario estatal reconoció que esta situación crítica del país ha generado fuertes presiones financieras al Estado, las cuales, se han enfrentado con una política de austeridad, disciplina y manejo honesto de los recursos.

Aclaró que si bien este complejo escenario ha limitado el ejercicio presupuestal, el Gobierno Estatal ha respaldo en este contexto adverso, la economía de los colimenses, al aplicar apoyos, estímulos y subsidios en beneficio del contribuyente, lo que le ha costado al estado dejar de percibir recursos superiores a los mil 090 millones de pesos.

Noriega García explicó que con esta acción de beneficio a la economía del contribuyente se rechaza la recomendación del Gobierno Federal de aumentar o crear nuevos impuestos, sino que al contrario, se optó por eficientar el nivel recaudatorio, lo que se refleja en 46 millones de pesos otorgados a la entidad como estímulo por su buen desempeño en la fiscalización.

Destacó que el esfuerzo del Gobierno Estatal ha sido permanente, lo que permitió atender, de manera solidaria y sin comprometer la operatividad de la administración, apoyos extraordinarios y préstamos diversos a los municipios por un monto superior a los 40.9 millones de pesos en el periodo que se informa, con la finalidad de que puedan cubrir nómina o gastos de operación, adquisiciones y aspectos de inversión

El titular de la Seplafin aseguró que se ha cumplido oportunamente con las percepciones de los trabajadores burócratas y magisterio al servicio del Gobierno del Estado, por lo que no existen adeudos de sueldos, e inclusive, el incremento salarial ha superado la expectativa de la inflación en todos y cada uno de los años de esta administración.

Precisó que el saldo de la deuda pública directa al mes de septiembre de este año, es de 2 mil 696.9 millones de pesos, de una deuda heredada por 2 mil 805 millones de pesos, lo que representa 108.1 millones de pesos menos que al inicio del Gobierno.

Detalló que sólo ha tenido un endeudamiento neto en el periodo por deuda directa de largo plazo por 149.7 millones de pesos, pero dicho crédito cumple la función esencial de invertir en el fortalecimiento de la infraestructura, condición siempre necesaria para el desarrollo de los colimenses en el mediano y largo plazo.

Ante las críticas de lo que han llamado un manejo excesivo de la deuda de corto plazo, el funcionario estatal respondió que dicha deuda pasó de 908 millones de pesos al cierre del mes de diciembre de 2018, a 774.2 millones de pesos al cierre del mes de septiembre de 2019, lo que representa un abatimiento del 14.7% en términos reales y mantiene a Colima en un nivel menor de aplacamiento de deuda bancaria de corto plazo, pues en 2015 representaba el 22.7% de los ingresos de libre disposición, al cierre de septiembre de 2019, el nivel de apalancamiento representó solo el 13.5% de los ingresos de libre disposición.

Noriega García destacó que año con año las calificaciones crediticias han mejorado, hecho que afianza una percepción positiva ante inversionistas nacionales y extranjeros, y permite contar con mejores condiciones y un menor costo financiero de los créditos vigentes, lo que permite, a su vez, acceder a más y mejores esquemas de financiamiento.

Por otro lado, resaltó que Colima se ubica entre las cinco primeras entidades del país en materia de transparencia presupuestaria, de conformidad a los mecanismos de medición de regional, lo que confirma un ejercicio con apego a la transparencia y rendición de cuentas.

Además, enfatizó la consolidación del sistema de financiamiento sostenible para el desarrollo, cuyos tres indicadores y estándares de medición, son generados y operados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

El titular de la Seplafin, ante legisladores, puntualizó que con recursos propios, en este 2019, se destinaron un monto por 198 millones 249 mil pesos, en contraste con los 39 millones 310 mil pesos invertidos en el año 2015, por lo que si bien hay presiones, rechazó la tesis de que la situación financiera es igual o peor que la administración anterior.

Finalmente, Carlos Noriega agradeció el esfuerzo y dedicación de un amplio equipo de trabajo que conforma la Seplafin, y que en su labor cotidiana asume el enorme desafío de atender con eficacia el diseño de la política de ingresos, el fortalecimiento tributario, el ejercicio de presupuesto de egresos, y desde luego, preservar el necesario equilibrio en las finanzas públicas.